Trastornos de la personalidad

Se entiende por trastorno de la personalidad aquel patrón permanente de la experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto; un fenómeno generalizado y poco flexible, estable en el tiempo, que tiene su origen en la adolescencia o en la edad adulta temprana y que da lugar a un malestar o deterioro. En otras palabras: una manera “desde siempre” de hacer, sentir y pensar las cosas chocante con respecto a tu entorno y que genera malestar al mismo y a ti mism@, dificultando la integración en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana (escuela, trabajo, pareja…).

Los trastornos de personalidad se distribuyen en tres grupos (clusters) , basados en las similitudes descriptivas. Así encontramos:

  1. Grupo A: compuesto por los trastornos de personalidad paranoide, esquizoide y esquizotípica, cuyos individuos suelen mostrarse extraños o excéntricos;
  2. Grupo B: compuesto por los trastornos de personalidad antisocial, límite, histriónica y narcisista, cuyos individuos suelen ser exageradamente dramáticos, emocionales o erráticas;
  3. Grupo C: compuesto por los trastornos de personalidad evitativa dependiente y obsesivo-compulsiva, cuyos individuos suelen ser ansiosos o temerosos.

¿Cuáles son los trastornos de la personalidad?

Trastorno de la personalidad paranoide

Se caracteriza por un patrón de desconfianza y suspicacia, de manera que se interpretan las intenciones de los demás como malévolas.

Trastorno de la personalidad esquizoide

Se caracteriza por un patrón de distanciamiento de las relaciones sociales y una gama restringida de la expresión emocional.

Trastorno de la personalidad esquizotípica

Se caracteriza por un patrón de malestar agudo en las relaciones íntimas, de distorsiones cognitivas o perceptivas y de excentricidades del comportamiento.

Trastorno de la personalidad antisocial

Se caracteriza por un patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás.

Trastorno de la personalidad límite

Se caracteriza por un patrón de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la imagen de sí mism@ y de los afectos, con impulsividad marcada.

Trastorno de la personalidad histriónica

Se caracteriza por un patrón de emotividad y de búsqueda de atención excesivas.

Trastorno de la personalidad narcisista

Se caracteriza por un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.

Trastorno de la personalidad evitativa

Se caracteriza por un patrón de inhibición social, sentimientos de inadecuación e hipersensibilidad a la evaluación negativa.

Trastorno de la personalidad dependiente

Se caracteriza por un patrón de comportamiento de sumisión y adhesión relacionado con una necesidad excesiva de ser cuidad@.

Trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva

Se caracteriza por un patrón de preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control.

 

¿Identificas estos síntomas en ti o en alguien cercano?

¡Podemos ayudar!