Hipnosis clínica

La hipnosis clínica hipnoterapia se puede definir de diferentes formas: un estado alterado de la consciencia, un estado focalizado de atención… Todos los términos son correctos, pero la persona lo percibe como un estado de relajación profunda y muy agradable. Actualmente la hipnoterapia es la terapia clínicamente probada más eficaz y más rápida que existe.

La hipnosis no es un tratamiento, es una herramienta con la cual se puede actuar para aplicar técnicas terapéuticas. Cada vez es más común que en las universidades se organicen conferencias y cursos de hipnosis clínica y experimental.

“Las personas hipnotizadas no pierden el control, son conscientes de quién son y dónde están y recuerdan generalmente lo que pasa durante la hipnosis”

Según la APA (American Psychological Association) la definición más aceptada sobre lo que se refiere a la hipnosis clínica es:

  1. La hipnosis es un procedimiento en el que un especialista sugiere a una persona que experimente cambios en sus sensaciones, percepciones, pensamientos o conducta.
  2. El contexto hipnótico suele establecerse usando un método o procedimiento de inducción, que puede adoptar formas muy diferentes, aunque las más frecuentes son las que incluyen sugestiones de calma, relajación, bienestar, así como instrucciones de pensar o imaginar experiencias agradables.
  3. Se da una gran variabilidad en las respuestas que se experimentan durante la hipnosis. Así, ciertas personas dicen experimentar un estado alterado de consciencia, mientras que otras indican que su experiencia es como un estado normal de atención focalizada, en el que se han sentido calmadas y relajadas. En general, la mayor parte de la gente dice que la experiencia con la hipnosis es muy agradable.
  4. Algunas personas responden mucho a las sugestiones hipnóticas y otras no tanto. En ocasiones son los miedos y falsas concepciones de la hipnosis lo que impide que las personas experimenten lo que se sugiere en hipnosis. Las personas hipnotizadas no pierden el control, son conscientes de quiénes son y dónde están y recuerdan generalmente lo que ocurrió durante la hipnosis. La hipnosis no obliga a nadie a experimentar las sugestiones, sino que únicamente lo facilita.
  5. La hipnosis no es una forma de terapia sino un procedimiento que puede facilitar la terapia psicológica, dándole más eficacia en menos tiempo. La hipnosis clínica debe ser usada por profesionales formados y con credenciales que avalen su capacidad como profesionales de la salud, por supuesto. Estos profesionales deben haber recibido entrenamiento específico en el uso clínico de la hipnosis.
  6. Las aplicaciones de la hipnosis son amplísimas, tanto en psicología como en medicina.
  7. La APA está realizando investigación que trata de incrementar el conocimiento de la propia hipnosis, de su aplicación en el tratamiento de problemas psicológicos y médicos y para conocer su impacto en la memoria, percepción, fisiología etc.

«La hipnosis no es una forma de terapia sino un procedimiento que puede facilitar la terapia psicológica, dándole más eficacia con menos tiempo”

Aplicaciones de la hipnosis:

La hipnosis es una técnica de gran utilidad ya que aumenta la rapidez y la eficacia en los resultados de la terapia. La podemos aplicar en dos grandes áreas; la superación y mejora de aspectos personales y para ayudar a facilitar el proceso de la terapia psicológica. Tiene muchísimas aplicaciones, todas ellas muy interesantes.

1. Superación y mejora personal:

  • Incrementar la Autoestima.
  • Incorporar mecanismos de autocontrol y superación para personas con altas exigencias profesionales y/o en situaciones crónicas de estrés.
  • Ayudar a los estudiantes, para incrementar la concentración, incrementar su motivación, mejorar sus hábitos de estudio, así como el rendimiento en situaciones de evaluación (exámenes y oposiciones). En definitiva facilitar los procesos y resultados de los aprendizajes.
  • Mejorar la concentración y el rendimiento de deportistas de todos los niveles.
  • Proveer de una herramienta a los artistas, que les facilite la experimentación y profundización en las sensaciones, emociones y percepciones propicias para la creación, ejecución y consecución de sus obras.
  • La hipnosis puede ser de gran ayuda en el entrenamiento en habilidades sociales (EHHS), tanto para la adquisición como en la práctica de dichas habilidades.

2. Ayuda terapéutica

  • La hipnosis está indicada, y tradicionalmente utilizada, en temas relacionados con la preparación de intervenciones médicas y para el tratamiento psicológico del dolor crónico, dolor agudo repetitivo y de los problemas psicosomáticos. Por ejemplo; cefaleas, migrañas, dolor crónico benigno, fibromialgia, dolor por cáncer, dismenorrea etc.
  • Aplicación de la hipnosis a la preparación del parto.
  • Trastornos del estado de ánimo como la depresión.
  • Trastornos de ansiedad: fobia específica y fobia social, crisis de angustia o ataques de pánico.
  • Superación de situaciones traumáticas como el trastorno por estrés postraumático.
  • Afrontamiento del estrés.
  • Trastornos del sueño o insomnio.
  • Disfunciones sexuales. Anorgasmia, vaginismo.
  • Tratamiento del maltrato físico y psicológico.
  • Trastornos por abuso de substancias: adicciones, tabaquismo.
  • Trastornos del comportamiento alimentario: anorexia, bulimia y obesidad.
  • En problemas evolutivos de adaptación y específicos según el momento del ciclo vital de las personas.