Consiste en sesiones individuales o en grupo dirigidas a niños y adolescentes en las cuales se pretende potenciar la motivación hacia el estudio, así como la atención, la concentración, la memoria y el razonamiento mediante el entrenamiento en estrategias adecuadas y técnicas d’estudio.
Inicialmente, se hace una evaluación global en la cual se valoran las necesidades a trabajar. Las sesiones son personalizadas y adaptadas a cada caso.